sábado, 23 de agosto de 2008

Cultivar en un balcon o terraza con excelente rendimiento

Rabanitos. Segunda generación. Las semillas usadas salieron de la generación anterior.
O sea, ensaladas gratis.

Cultivar en un balcón, por pequeño que sea, tiene sus ventajas... aunque no lo creais.

Primero: no hay que trabajar tanto como en una huerta y es divertido.

Segundo: los cultivos rinden mucho más. Luego os lo explico.

Tercero: las posibles plagas se controlan bastante bien.

Cuarto: comida gratis.

Aquí os dejo algunos de mis trucos.

1.- Es posible cultivar casi cualquier cosa en casi cualquier recipiente. Valen todo tipo de macetas, latas de conservas, sacos o lo que querais. No importa tanto la profundidad ni la cantidad de tierra (bueno, las zanahorias os saldrán chiquitas y con formas caprichosas). Tened en cuenta que de vez en cuando vais a abonar así que vuestras plantas crecerán, en general, sin muchas complicaciones.

Normalmente alterno cultivos de hoja o de raíz. O sea que si he plantado lechugas (hoja) en una maceta la siguiente vez planto rabanitos (raíz) por ejemplo.

Después de haber agotado un cultivo añado compost a la tierra (sí, el compost también lo hago en un pequeño contenedor de basura comprado en una tienda de chinos al que le hice un montón de agujeros con un taladro) o algún abono orgánico. [Para aprender algo sobre el compost visitad esta sección de JARDINERÍA y buscad enlaces relacionados]

2.- Super Rendimiento: normalmente en una huerta hay que usar bastante espacio porque las plantas necesitan crecer hasta ser Rúcula (derecha) y nosequéquenomeacuerdo pero que está muy buenocosechadas en su momento óptimo. En el balcón pasamos de esto. O sea, compras un sobre de semillas, las hechas a voleo (todas) en la maceta o jardinera. Al cabo de un tiempo (variable según la planta) salen. Claro, están muy apretadas... pero no importa. Durante semanas puedes estar pillando cantidad de brotes para hacer unas ensaladas realmente divertidas y nutritivas Ya sabes... alimentan pero no engordan :-)

A la vez que dispones de cantidades industriales de brotes fresquísimos vas aclarando la maceta o jardinera. Al final dejas una cantidad de plantas que pueda crecer bien hasta el final.

La foto del principio de este artículo es de mi cosecha de rabanitos (antes había rúcula en esa jardinera). Los brotes de rabanitos están buenísimos. Llevo días y días y días comiéndolos y fijaros todavía lo que queda.

3.- Una lechuga vale por siete. El rendimiento de plantas de hoja como las lechugas es espectacular. Simplemente porque puedes ir pillando las hojas que te hacen falta sin cortar la planta. Así que, os podeis imaginar, la lechuga la tomais siempre fresquísima. Al final la lechuga siempre acaba espigando y floreciendo. Pero hasta llegar ahí probablemente habreis comido mucha más lechuga que si hubierais comprado un ejemplar. Y no se os estropea en la nevera.

4.- Los tomates, incluso en macetas muy pequeñas, crecen sin problemas. Tendreis que Tomatera que creció sin que nadie sospechara que estaba ahí, esperando su momentoacabar poniendo una vara o atándolos a algo para que aguanten el peso de los frutos.

5.- PLAGAS. Aquí hay muchas cosas que decir. La primera de todas es que al decidirte a tener un huerto en un balcón lo más normal es que prefieras no usar productos químicos. O sea, hacer tus propios cultivos biológicos. Por tanto ¿qué hacer cuando tienes bichos que se comen las plantas?

Cultivar en un balcón te da una gran experiencia en esto. Además, el control de plagas es más sencillo porque, simplemente, puedes hacerlo "a mano". Puedes ir mirando tus plantas y retirando las hojas con bichitos o cargándotelos a mano. Los pulgones y la mosquita blanca esa de las narices se quita bien a mano.

Un buen producto ecológico (válido incluso para la mosca blanca) se hace machacando ajos. Una cabeza de ajos y aproximadamente 200 c.c. de alcohol de 96º. Se deja macerar un par de días y se le añade luego la misma cantidad de agua dejándolo un día más. A partir de ahí se pone en un pulverizador y a pulverizar. A la menor duda, pulveriza. Como preventivo, pulveriza. Probablemente también vaya bien para hongos y muchas otras cosas.

A veces he puesto de esas tiras amarillas en las que se pegan las moscas. La mosquita blanca (muy aficionada al tomate y calabacines, por ejemplo) con lo pequeñita que es, que parece una pelusilla, también se queda pegada. Las larvillas, que son como pequeños puntitos en el envés de las hojas se quitan frotando la hoja con el dedo gordo (básicamente, se aplastan).

Total, no tiene que haber grandes problemas. Si una planta es muy problemática se mete en una bolsa, antes de arrancarla, cerrándola a ras de tierra. Una vez cerrada se arranca y se tira. Todos los bichitos se irán con ella a la basura. Obviamente no la eches en el compost.

Aromáticas: romero, tomillo, helicriso y albahaca6.- Dedica algunas macetas a plantas aromáticas como ruda, salvia, tomillo... tendrás siempre hierbas para cocinar y también contribuyen a desanimar a algunos bichos.

7.- BICHOS BUENOS: Si eres persona muy escrupulosa te cargarás el ecosistema. Hay infinidad de bichos buenos. Personalmente dejo en paz a todas las arañas y evito quitar las telas de araña. Ellas saben dónde pescar mejor y evitan la proliferación de todo tipo de bichos raros. Las arañas de balcón son muy pacíficas y no se meten con los humanos. Van a lo suyo y cuanto mejor viven mejor estarán tus cultivos. Las mariquitas, por supuesto, son sagradas. Algún que otro ciempiés que suelen vivir debajo de las macetas también es beneficioso. Si hubiese alguna lagartija ya sería la caña de bueno. Si temeis que puedan entrar en casa recordad que el balcón es su paraiso y que, en general, no son tontos los bichos esos.

En fin, si teneis un pequeño balcón o terraza... animaos. Cualquier pequeño fracaso es experiencia. Y ya se sabe, la experiencia es la madre de la ciencia. Finalmente, es divertido... que no es poca cosa.

3 comentarios:

SirLouen dijo...

Que bueno esto! Me dan ganas hasta de tener mi propio huerto personal :)

l3utterfish dijo...

yo tengo mi huerto urbano tambien.

se me da bien la albahaca, luego recolectas y sale un pesto delicioso

teresa dijo...

Yo lo voy a intentar