miércoles, 30 de septiembre de 2009

COMO DESARROLLAR UNA MENTE CREATIVA

creatividadAunque lo diga Rita, una mente creativa no es el resultado del trabajo duro.

Trabajar duramente, con constancia, con dedicación puede dar interesantes resultados. Incluso resultados originales. Pero la originalidad producida por el trabajo duro posiblemente surge debido a alguna idea inicial que surgió de la nada.

La creatividad es patrimonio del subconsciente que es un vasto territorio mental (o cerebral, si se quiere) muchísimo más grande que la estrecha zona en la que nos movemos habitualmente.

Las ideas geniales salen cuando estamos tranquilos, relajados, reposando, divirtiéndonos o, incluso, durmiendo.

Y, aunque conocemos que Arquímedes gritó su famoso "Eureka" mientras se daba un baño... a veces nos cuesta dejarnos llevar.

Es verdad, la inspiración no surge cuando le da la gana ni es resultado del azar. La inspiración surge cuando no hacemos nada para impedirlo.

En suma, para ser creativo hay que ser vago. O hacer el vago creativamente. Hay que dejar la mente fluir sin obstáculos. Las musas no vienen a visitar a quien está sometido a presión.

Por eso, las más de las veces, la gente creativa es rara, vaga, inconstante y, aparentemente (sólo aparentemente) pierde ferozmente el tiempo.

Para aprender a ser creativos hay que aprender a relajarse y aprender a no pensar.

Vamos a utilizar como ejemplo un nuevo divertimento que nos ofrece SuperPataNegra.

El IMAGINARIO DE FRASES CELEBRES.

Se trata de inventar frases o citas de libros pero totalmente nuevas e imaginarias.

El proceso para crear frases creativas es el mismo que pueden utilizar, por ejemplo, quienes se dedican al humor gráfico o a la publicidad.

¿Cómo crear una frase original y creativa?

Busca un momento de tranquilidad en el que no tengas que pensar nada importante. Por ejemplo: te vas a la playa (si hace buen tiempo) y te sientas tranquilamente. Tienes que tener la precaución, eso sí, de llevarte una pequeña libreta y un boli.

La libreta y el boli no pueden convertirse en amos y esclavizadores. Nadie te obliga a hacer frases... ni siquiera el hecho de que te hayas llevado esos elementos. Considéralos un juguete. Están ahí por lo que pueda surgir, si surge.

Mira el paisaje y disfruta.

Tu mente sigue funcionando, pero en modo automático.

Esto significa que sigue en marcha de la forma habitual: haciendo asociaciones. Ves un coche rojo, te acuerdas de una novia que vestía de rojo, tu novia era de Pamplona, en Pamplona se corre delante de los toros, te acuerdas de un video de Internet en el que salía un toro, tienes que mirar tu correo, tu ordenador es muy viejo, en Carrefour venden ordenadores y tal vez te animes a comprar uno, no... en Carrefour no, en la tienda de un amigo que sabe mucho, el amigo lo conoces desde el colegio, el profesor aquel era un cabronazo, en no sé que año suspendiste 3, te acuerdas de tu padre... y así hasta el infinito.

Pero como estás tranquilo y no estás metido en un embrollo muy importante las asociaciones que se van formando con lo que ves serán de mayor calado y profundidad.

Por ejemplo: hice esto mismo en la playa. Pasó una niña pequeña. Me vino la idea de que los niños son como garrapatas. Pensé en Herodes. Surgió esta frase:

"Empezamos a tener problemas de superpoblación, ¿alguna sugerencia?"

Herodes I


Puede gustarte o no, pero tiene cierta gracia (reconócelo).

Puede quedarse en frase o podría ser un chiste gráfico o hasta se podría escribir una novela a partir de ella. No lo dudes.

Así que no me voy a enrrollar más.

Aprende a divagar relajadamente.

Y apunta tus ideas cuando lo hagas.

La creatividad surge del insondable espacio del subconsciente, el terreno de la magia y la creatividad.

1 comentario:

Wachho Santos dijo...

Buenisimo artículo.